La escala smill continúa moliendo